Por qué me gusta Juan Carlos Aragón

Hace tiempo ya que reparto discrecionalmente mis filias y mis fobias, sin necesidad de justificarlas ante nadie.

No necesito aprobación para sentir que me apasiona la obra de Juan Carlos Aragón, por más que en los últimos tiempos sus seguidores sintamos la sombra de la sospecha del pecado del fanatismo.

Entiendo a quien no acierte a comprender por qué me/nos gusta Juan Carlos. No tiene la talentosa regularidad de Bienvenido, la simpática sencillez de los Carapapas, la sensibilidad de Tino, el gusto cantando de Quiñones, el gaditanismo de Martín o la llave del arte carnavalesco, que se llevó consigo Martínez Ares.

Con Aragón, sin embargo, se cumple una máxima creativa, la de la obsolescencia diferida de la obra de arte, que lejos de agotarse gana profundidad y significado en cada una de sus nuevas revisiones.

Una mayoría de febreros el concurso se consume y la comparsa de Juan Carlos no me parece la mejor, pero el resto del año me sorprende paladeando su repertorio, mientras me vence la pereza de escuchar a sus rivales. Valga el truco de este 2013, una agrupación desconcertante, que se ha sacado de la chistera letras inolvidables.

Cuando aún no hemos estrenado la primavera, ya sabemos que Aragón no concursará el año que viene.

En realidad, tengo para mí que lleva sin concursar demasiado tiempo. Le sobraron muchos cuplés fálicos, demasiados, y le faltaron letras dramáticas, esas que sobrecogen al público y cosechan las puntuaciones del jurado.

El carnaval es una fiesta de origen popular; de ahí que la inmensa mayoría de autores apelen al sentimiento del público, disparen coplas a las entrañas y logren el ole explosivo que surge de la emoción.

Juan Carlos, por el contrario, apunta al intelecto, compone versos intimistas que necesitan ser meditados para procurar el disfrute. Un puñado de sus mejores pasodobles, que ahora gozo en solitaria delectación, me dejaron extrañamente frío en su primera interpretación.

El amor, la muerte, la soledad, el vino, la guitarra, Dios, la religión, las drogas, la muerte de un hermano o la mujer son conceptos universales que han pasado por su taller de las palabras.

Hay quien objeta, puede que con razón, que la persona se ha visto superada por un personaje odioso. No lo sé y tampoco me interesa demasiado. Entiendo que su faceta personal sólo le compete a sus amigos y familiares.

A mí me interesa que su personalidad siga vomitando sus verdades, sufrimientos, desvelos e inquinas a través de la guitarra. Narcisista confeso, borde irredento, hace tiempo que entendí que sus excentricidades no debían opacar su obra.

Queda por ver si pierde más Aragón sin el concurso o viceversa. De momento, sin los dos maestros en las tablas, añoraré la emocionante liturgia de esperar que se abran cortinas para ver el tipo y escuchar los primeros latidos del punteao.

En su excelente último ensayo, una obra compleja, mordaz, crítica y lúcida, Juan Carlos teorizaba sobre el carnaval como posible arte mayor. Espero que sepa estar a la altura y la praxis no derive en presentar una comparsa por salas de fiesta y tablaos remotos, sin orden y sentido.

Aguardaré con respetuosa expectación la agrupación que nos regale Aragón el año que viene. Pero el Falla mandará, como siempre ha sido. Y a quienes buscamos más en las letras de carnaval, nos quedará la confirmación de Germán G. Rendón.

PD: Me gusta Juan Carlos porque es la banda sonora que más y mejor me inspira cuando quiero escribir. Por eso, a pesar de que nunca obtuve su acuse de recibo, le brindé mi pequeño homenaje de prologar con varios pasajes de algunas de sus comparsas los capítulos de mi primera novela. Espero que no me falte la inspiración.

Un pensamiento en “Por qué me gusta Juan Carlos Aragón

  1. Kanehiya

    Querida gente . hace un tiempo que los eshucco y valoro y aprecio su trabajo. Soy de corrientes pero vivo en bs as hace 9 af1os.. soy profe de musica tengo 34 af1os y trabajo en varios colegios por zona sur algunos muy renombrados y un tanto almidonados .pero viendo siempre lo que hacen me doy cuenta que se puede brindar contenido , historia ,raices de otra forma que yo trato de que sea asi pero bue a veces no se puede ..les mando un cordial abrazo a todos .. y si algun dia precisan de lo que puedas brindarles estoy dispuesta a dar y aprender LOS FELICITO Y UN GRAN ABRAZOOO

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.